No más fraude fiscal

Después de presentar su nuevo plan de reducción del déficit, donde una vez más el recorte fue la medida estrella, Mariano Rajoy justificó su política como la única que era posible hacer en la situación económica actual. Una vez más, sonó el discurso ya familiar de la falta de alternativas, de la reducción del déficit fiscal como la única vía para la reactivación económica y la creación de empleo, de la austeridad como la amarga pero necesaria medicina para un país que “ha vivido por encima de sus posibilidades”.

Sin embargo, esta política de austeridad sin límites está siendo cada vez más cuestionada, una vez constatado su fracaso allá donde se ha puesto en práctica (Grecia, Portugal, Irlanda). Por ejemplo, el mismo día en que fueron presentadas, el Nobel de economía Paul Krugman afirmaba que estas nuevas medidas producirán un “dolor sin sentido” y “hundirán aún más a España en la depresión”.

No deja de sorprender que nuestros gobernantes estén tan empeñados en la reducción del gasto como único recurso para reducción del déficit y dejen de lado la vía del aumento de los ingresos, aumento que se podría conseguir atacando uno de los principales problemas de la economía española: la elevada tasa de economía sumergida que, según un reciente informe de la ONG británica Tax Justice Network, convierte a España en la décima potencia en fraude a la Hacienda pública, con un volumen de evasión fiscal que asciende a más de 81.000 millones de € anuales.

Este volumen de fraude, en contra de ciertas percepciones sociales, no se concentra en los autónomos y PYMES. Al contrario, según el sindicato de Técnicos de Hacienda GESTHA, el 72% del fraude es generado por las grandes empresas y las grandes fortunas. Sin embargo, los recursos de la Agencia Tributaria, escasos en comparación con los de las Agencias de otros países de nuestro entorno, se dedican en un 80% a controlar ese otro 28%. A lo que hay que añadir la existencia de instrumentos como las SICAVS, cuya supervisión pasó de la Agencia Tributaria a la CNMV dificultando su control.

La respuesta del Gobierno al problema del fraude ha sido una iniciativa de “declaración tributaria especial” introducida por el Real Decreto-Ley 2/2012 que, con el objeto de reducir el déficit público en 2.500 millones de €, constituye a todas luces una amnistía fiscal que supone un agravio comparativo para los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones y abre la puerta al blanqueo de dinero procedente de todo tipo de actividades ilícitas y delictivas. Más aún cuando ante el fracaso inicial del procedimiento de regularización mediante el modelo 750, las condiciones se han hecho más laxas aún si cabe mediante una nota aclaratoria del decreto antes citado, cuya legalidad ha sido cuestionada por los Inspectores de Hacienda. Esta amnistía fiscal que beneficia al defraudador y perjudica al resto de los contribuyentes ha sido llevada ya ante el Tribunal Constitucional y la Audiencia Nacional.

Es deplorable la dejación de responsabilidad en la lucha contra el fraude manifestada, por ejemplo, por el Sr. Ministro de Hacienda en su comparecencia pública para justificar la subida del IVA, haciendo recaer nuevamente la carga fiscal en todos los ciudadanos que pagan religiosamente sus impuestos en lugar de aplicar medidas contundentes contra el fraude, y lanzando implícitamente a los defraudadores el mensaje de que lo que ellos no pagan ya lo pagarán los demás.

Ante los recientes y graves recortes, los trabajadores de la Agencia Tributaria hemos decidido que no queremos ser cómplices de esta política, no solo profundamente injusta y antisocial, sino equivocada y destinada al fracaso y a traer como consecuencia más recortes y nuevas pérdidas de derechos para nosotros y para el resto de la ciudadanía. Todo lo contrario, vamos a luchar contra ella asumiendo nuestra responsabilidad como servidores públicos y como ciudadanos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AGENCIA TRIBUTARIA, DIT, FUNCIONARIOS, MADRID, PROPUESTAS, RECORTES y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a No más fraude fiscal

  1. Pingback: Los trabajadores de la Agencia Tributaria contra el fraude fiscal y la política de recortes

  2. @SinPagaNo dijo:

    Una declaración de principios inmejorable. Sí podemos recaudar más, pero para la ciudadania, no para los políticos corruptos de este país. Gracias por vuestro esfuerzo. @SinPagaNo2012

  3. Uno que paga todo dijo:

    Me parece muy bien ¿pero se les va a requerir con firmeza al igual que nos hacen al resto de ciudadanos que pagamos nuestros impuestos religiosamente? La declaración de principios está muy bien pero si no pagan ¿se les va a embargar como a cualquier mortal?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s